English    Español    Français    Português   
 
Home Acerca de la ILGA Noticias Archivos Países Implícate Contacto
Artículos relacionados
Belissa Andía Pérez
Fanny Ann, activista de Sierra Leone fue asesinada
Activistas peruanos se reunen para celebrar la designación de Bellisa Andia en ILTGALAC
El Parlamento Vasco ha elegido al presidente de la Asociación de 'gays' y lesbianas del País Vasco, Iñigo Lamarca, como nuevo
Rolando Jimenez Perez, Presidente del Movimento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH/Chile)
Artículos de la misma región
Opus Gay gana batalla legal al Opus Dei
Taller preparatorio “Jóvenes LTGB en movimiento” en Lima: Hacia el V Foro Social Mundial
Informe especial sobre el diálogo internacional en género, sexualidad y derechos humanos
El Movimiento Gay Revolucionario de Venezuela participa en la organización del evento
La CHA impulsa alianza latinoamericana

Imprimir   Envía a un amigo        

DECISION DE UNA CORTE DE EE.UU.
Asilo a una travesti
21/12/2004
Argentina
Latinoamérica y Caribe
 
La Corte de Inmigración Nº 26 de Nueva York, EE.UU., otorgó asilo político en ese país a María Belén Correa Carlocchia, la titular de la Asociación Travestis Transexuales Transgéneros Argentinas (Attta). La trascendencia del fallo reside en que “por primera vez en la historia se otorga asilo político a una activista travesti”, según se afirmó desde la Comunidad Homosexual Argentina (CHA).

El asilo es fruto de las largas demandas que hiciera Correa, quien decidió partir de la Argentina a raíz de las “persecuciones” que sufría de parte de fuerzas de seguridad debido a su militancia por la defensa de los derechos humanos.

En la decisión de la jueza Bárbara Nelson también incidió la existencia del Código Contravencional porteño que “criminaliza” el travestismo y la detención de dos travestis desde los incidentes en la Legislatura porteña, el pasado 16 de julio.

Desde hace cuatro años, María Belén vive en Nueva York. Se había ido del país a los pocos años de haber fundado la Attta y organizar marchas hacia distintas comisarías. Pero estas acciones que la caracterizaron como militante de la lucha por los derechos humanos fueron las mismas que la hicieron partir del país “porque empezó a recibir muchas amenazas de la policía”, comentó a Página/12 el presidente de la CHA, César Cigliutti.

“Esta decisión –agregó– muestra el estado de marginación y de violencia que tienen las travestis actualmente. En la ciudad se promulgó la unión civil y se favoreció a gays y lesbianas. Pero con la población travesti fue totalmente diferente. Se aprobó un Código Contravencional que las persigue y criminaliza. Están casi obligadas al trabajo sexual, la policía las mete presas y la violencia aumenta cuando son activistas.”


CHA