English    Español    Français    Português   
 
Home Acerca de la ILGA Noticias Archivos Países Implícate Contacto
Artículos relacionados
Un discurso histórico
Alto a la patologización trans 2012
¿El Islam es feminista?
Las Lesbianas en las Naciones Unidas
Los movimientos lesbicos
Artículos de la misma región
Ganando nuestro derecho a hablar con nuestra propia voz
Delegados a la conferencia annual de ILGA-Europa experimentan de primera mano discriminación y resistencia en Vilnius
La Différence en Question participa en la toma de conciencia
Comité de Naciones Unidas recomienda no conceder estatus consultivo en NU a la RFSL
Wages due Lesbians en la ONU

Imprimir   Envía a un amigo        

TRANSition
¿Con o sin la T?
21/09/2009
Bélgica
Europa
 
¿Hasta qué punto los gays y lesbianas desean abrazar la causa de a favor de los derechos transgénero? ¿Y cómo de dispuestos están los activistas trans a trabajar con ese movimiento más amplio?

Muchos activistas transgénero se quejan de la “invisibilización” de su lucha. Afirman que el hecho de añadir la “T” al acrónimo (LGBT) es un poco hipócrita, un apoyo no respaldado por acciones concretas… y la mayoría de las veces ni siquiera se incluye una sonrisa. Sin embargo, muchos activistas de ambos lados creen que el futuro del movimiento está en la inclusión de la identidad de género.



“Mi primer contacto con la comunidad LGB como activista tuvo lugar cuando todavía estaba en el proceso de convertirme en Deborah; yo tenía claro que era una mujer que ama a las mujeres, es decir, lesbiana. Al principio, mi pasado transexual hacía difícil que las otras lesbianas me aceptaran como lesbiana o incluso como mujer, y algunas aún no me aceptan. (…)

(…) La mayoría de hombres gays acepta superficialmente a los individuos transgénero (de hombre a mujer) o al meno los toleran, sin pensar mucho en ello. Ven a la comunidad transgénero – sin entender la diferencia fundamental entre una drag queen, un transexual y una persona transgénero – como un débil grupo al que hay que proteger según la lógica de su pensamiento paternalista. Los gays son hombres y la mayoría de ellos ni siquiera hacen el esfuerzo de entender qué hay detrás de una variación de la identidad de género o de la expresión de género.

Al principio, la mayoría de mujeres lesbianas eran reacias u hostiles con las personas transgénero. Ven a las personas transgénero de hombre a mujer como una interferencia paternalista en una comunidad de mujeres; las ven como personas que no se han socializado como mujeres, las ven como falsificaciones que nunca han sido ni serán mujeres porque no nacieron mujer. Por otro lado, las personas transgénero de mujer a hombre son consideradas traidoras porque abandonan la comunidad de mujeres. La comunidad lésbica las echa a patadas, a ellas y a sus compañeros. Creo, por experiencia, que tiene mucho que ver con los prejuicios y el miedo a lo desconocido. Pero la comunidad lésbica quiere comprender y hacer comprender los temas transgénero, la identidad de género y la expresión de género, y ahora ofrece más a menudo un espacio para el debate, talleres y diálogos. (…)”
Deborah Lambillotte

Deborah Lambillotte es una activista intersexual lesbiana. Después de haber estado años trabajando en las organizaciones italianas Arcigay, Arcilesbica y ArciTrans regresó a Bélgica en 2002. Ahora es miembro de la junta ejecutiva de Holebifederatie – la federación LGB de Flandes – donde es responsable de proyectos transnacionales. También coordina la sección local de Vieux Rose, un grupo de lesbianas de más de 50 años. Actualmente es portavoz del Gender Action Group, miembro de la ejecutiva de ILGA-Europa y miembro activo del su grupo de trabajo trans.


“¿Con o sin la T?” ILGA Luchando, numero 119, octubre 2005 Forum p. 28-31